Una bitácora con pretensiones.

Panic! Ext3 Crash!!!

Ayer por la noche se produjo la hecatombe. La partición ext3 de mi precioso ibook comenzó a dar fallos incomprensibles. Intenté repararla con el MacosX pero fué peor el remedio que la enfermedad. He perdido todos los datos.

Creo que el problema fué que al haber activado en el kernel (linux 2.6.12) los ACL y demás extensiones del sistema de ficheros EXT3, la partición comenzo un rápido progreso de corrupción generalizada. Como si bebieras del cáliz equivocado en la última cruzada (el de madera idiota!). Es un error que no volveré a cometer fácilmente.

Lo que más me jode es que he perdido todo el código de ordo, un proyecto de un sistema P2P en el que llevaba trabajando más de un año. He conseguido recuperar varios de los ficheros gracias a hacerle un grep a la partición en bruto (suena fatal, pero funciona relativamente bien), pero falta bastante... supongo que eso me dará la oportunidad de replantearme el diseño del programa y volver a hacerlo bien desde el principio.

Ahora viene la parte divertida: ¿Qué me instalo ahora?. Estoy un poco cansado de debian... no es que no me guste, pero necesito algo de variedad en mi vida. Por ahora las opciones son Kubuntu (me la estoy descargando ahora) o Mac Os X. Del segundo me gusta que gracias a fink te puedes instalar software con el apt, como si de una debian se tratase, pero no es software libre (gran inconveniente). Del primero no he oido nada, pero la gente que usa Ubuntu dice que esta muy bien, asi que quizás lo pruebe. En cualquier caso, os mantendré informados (a pesar de que os importe un bledo).

1 comentario:

Luis Miguel dijo...

Bueno, yo me instalaba (sin dudarlo)MacOsX-Tiger -> te puedo llevar el DVD cuando vaya a Badajoz, pero te haré otra propuesta: Instálate directamente Ubuntu y prueba ese Gnome ignominoso que tanto detestamos.

Ha mejorado bastante desde las versiones anteriores, no es tán potente y configurable como KDE pero es muy sencillo (lógico, si limitamos las opciones, limitamos los errores de funcionamiento, ¿no?).

He de decir, también que Kubuntu (suena como cagarse en la madre de alguién) no está mal...