Una bitácora con pretensiones.

El meu treball en els videojocs

Bueno, aunque no se me da nada bien hablar de mi, intentaré contaros de forma amena lo que ando haciendo por aquí.
Trabajo en Microjocs, una empresa joven (muy joven) dedicada a la programación de videojuegos para moviles.

Yo me encargo de mantener los servidores de descarga de juegos en perfecto estado y programar wapsites (como páginas web pero para movil). Todavía no me han metido en ningún videojuego, y tal como lo veo, no tiene pinta de que me vayan a meter por ahí (sic). De todas formas lo que hago es cien veces más emocionante que lo que hacía antes, y excepto por otros temas, el cambio de trabajo me parece un acierto.
Los videojuegos de moviles, como todos sabeis, se basan más en la jugabilidad y la adicción que en la potencia gráfica, dando mucha importancia a la originalidad de la idea. En general, el panorama es muy parecido al que teníamos en los 80 con los micros de 8bits (spectrum, amstrad, msx, etc). Hay varias semejanzas:
- Una persona (o dos si necesita grafista) puede acometer el desarrollo de un juego completo. Como en los 80.
- Hay multitud de plataformas distintas (como en los 80). Cada uno de los handsets tiene sus particularidades (lease bugs) que lo hacen incompatible con los demás, por lo tanto, hay que portar el juego a los handsets más populares.
La gente con la que trabajo es (o era) parte de la demoscene de Amiga. ¿El lo qué?. Pues la demoscene era (y todavía es) un movimiento que empezó allá en la epoca de los primeros Apple y que perseguía el exprimir al máximo la máquina para hacer presentaciones, movimientos en 3d y demás locuras que servian como desafío a otros programadores que a su vez intentaban superarlo en menos bytes. Estas demos terminaron siendo una especie de graffittis de los grupos que las desarrollaban, pues solian ponerla en los juegos que crackeaban y te las tenias que tragar enteras cada vez que querías jugar.
Yo recuerdo que un amigo mío, Luis el del kiosko, tenía un amiga 500 (el más barato del mercado) y no podía dejar de flipar cada vez que iba a su casa. En serio, los gráficos y sonidos de ese ordenador no fueron superados hasta que salieron los pentium y las tarjetas gráficas 3d. Recuerdo que alguna demo (en aquella época las llamabamos intro) llevaba música de technotronic... me parecía increible que hubieran metido el Everybody dance now en un disquete. Teniais que ver el Sim City para ese ordenador... y se jugaba sin ratón!. Era mucho mejor que el de PC, por ofcourse.
Pero ha pasado ya mucho tiempo y los demosceners están metidos en el mundo de los handsets, donde las limitaciones de memoria y procesador permiten todavía sentir el desafío de pulir unos ciclos de CPU más, raspar unos bytes menos y robarle segundos al tiempo.

PD: ¡Me han regalado una camiseta! ¿Pollo? Pollo!!!

3 comentarios:

marcos dijo...

Quiero habalarte de cosas muy serias. pero cabe de esperar de mi estoy boracho. eso sabes que no hace que no tenga razon. asi que te dire lo que pienso. Primero, el caracter de un hombre/mujer lo marca el número de decisiones trascendentales que toma uno en la vida.yo personalmente he tomado dos. la tuya, en cualquier caso te hará más grande, como aventurero, o como profesional.admirable en ambos casos.
en segundo lugar, creo que la simplicidad de la gente les hace feliz. se simple en cuanto a necesidades y careceras de ellas, salvo de las necesidades irracionales, esas siempre son necerarias. estas muy guapo en la foto. un abrazo

mefixta dijo...

Yo tb estoy borracha, pero todo lo que ha dicho marcos lo he "intentado" supervisar..

maría malam dijo...

Me gustan los juegos para móviles, te hacen más divertidas las esperas. Yo soy adicta al serpiente y al superpang. Cuánto más "primitivo" el juego más me gusta y más pillo adicción.
Y esta es toda la cuña que puedo meter. Ni papa de lo demás, para mí el lenguaje técnico informático es como para tí el catalán (pero qué cabrones). Hay un sitio donde te ponen las mejores butifarras del mundo y están bien buenas. Le preguntaré a mi padre que seguro que el si se acuerda de donde estaba y te digo.
PD: Queremos ir a verte. Un beso.