Una bitácora con pretensiones.

Aburrida tarde de domingo

Qué aburridos son los domingos. Sobre todo por la tarde, porque no te entran ganas de hacer nada y lo único que te ves capacitado para hacer es tumbarte en el sofá a ver la tele. Qué triste.
Por ahí he leído que si tus domingos son aburridos es por tu culpa. ¡Haz algo con tus domingos! Qué fácil es culpar al lector de sus problemas. Idiota aburrido, incluso tu aburrimiento es culpa tuya. Mira yo como me divierto haciendo deportes extremos o viajando a bellos y rurales rincones de España los fines de semana.

Pero es que cualquiera sale ahora a la calle. 45º están cayendo en mi calle. Los aparcacoches (o gorrillas) están a punto de disolverse con el asfalto. Se mueven lentos y cansinos, como si su metabolismo disminuyera los megahércios para desacerse de la temperatura corporal sobrante. Ventiladores a tope. Priorizando procesos.

La noche del viernes estuvimos celebrando mi cumpleaños en casa. Ya he subido algunas fotos, aunque al parecer, la gente odia que sus fotos aparezcan en internet. Curioso. Puedes ir tranquilamente por la calle exponiendo tu cara ante completos desconocidos y te da que se yo que aparezca en internet, donde además (a juzgar por el índice de visitas a esta página) no la va a ver ni Dios. Lo que no comprendo es por qué me han regalado una cámara digital (gracias) si odian que les fotografíen.

Esta semana viene el señor Louis Cypher de su retiro en el Este. Quedaremos para desayunar y hablar de los viejos tiempos, los tiempos actuales y el porvenir. Nos reiremos y recordaremos a gente que hace siglos que no veo. Hablaremos de Panchi, por supuesto. Hablaremos del trabajo, claro. Y de películas. Que por cierto anoche fui a ver 'La Isla' y lo mejor que puedo decir es que antes echan el trailer de 'V de vendetta' (¿para cuando Watchmen?).

Mientras tanto creo que el mundo se destruye lo suficientemente lento como para que no nos demos cuenta. Como el coste del tabaco. En algunos países hay una maldición, dice: 'Que vivas tiempos interesantes'.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Veo que no soy el único que se aburre los domingos. Este último estuve incluso tentado a llamaros para ver que hacíais, pero mas cerveza me parecía excesivo, sobre todo ahora que estoy intentando perder esta barriga. Leer es una buena opción, pero con todo lo que tengo que estudiar... En fin que son un puto coñazo. Tal vez podría escribir algo en ese blog que he empezado, pero la verdad es que de momento no me apetece y tampoco se me ocurre nada. Además tengo que resolver unas dudas técnicas sobre las fotos y otras cosillas, (por cierto que tienes que estar aburrido para ponerte a buscar mi blog). Lo cierto es que habría que pensar algo para los domingos que no sean deportes de riesgo, o por lo menos que no sea caro. MIENTRAS TANTO seguiremos aburriéndonos placenteramente las tardes de los domingos pensando en que al dia siguiente hay que ir al curro, y eso sí que es aburrido.
Gustavo

John Murdoch dijo...

Alguien dijo que los domingos matan a más gente que las bombas. Borges decía que Bradbury escribió Crónicas marcianas con su hastío americano de las tardes de domingo. Yo, para decir algo propio, planteo el siguiente "what if": imaginad no tener trabajo, y que todos los días sean domingo...